Aspiración Centralizada

La instalación consta de una central, colocada en una estancia de uso no habitual, sala de instalaciones, garaje, trastero... Una instalación empotrada de canalizaciones y las tomas de aspiración, de estética similar a un enchufe eléctrico normal.

Los sistemas de aspiración centralizada ofrecen múltiples ventajas sobre el aspirador tradicional. 

* Más limpieza e higiene:

Aproximadamente el 30 % del aire aspirado en un electrodoméstico convencional vuelve al ambiente cargado de micropartículas,generando una recirculación de "aire sucio". La central lo expulsa al exterior ayudando a renovar el aire.

*Más silencioso:

La central, al estar en una zona apartada no genera el ruido de un aspirador convencional.

*Cómodo y potente:

Sólo necesita conectar la manguera de aspiración, de peso reducido, a la toma y la central se activa automáticamente. La capacidad del depósito es mucho mayor que el de una bolsa o aspirador de mano, reduciendo así el número de vaciados.